Nuestra Historia

Año 1282

Un beatario situado en el arrabal de San Juan, sufre un incendio. María de Molina, trae a las beatas a sus palacios de la Magdalena,, prestandolas parte del edificio. Es en este momento cuando comienza la historia de lo que hoy en día es el Monasterio de la Orden Cisterciense.

Año 1320

La primera abadesa, Doña María Ferndadez de Valverde, hereda de la reina María de Molina el edificio y espacio, para poder edificar un nuevo monasterio. ASí consta en el testamento de la reina. Ese mismo año, la reina dona a las monjas el pueblo de Zaratán.

 

Año 1328:

Las huestes del rey Alfonso XI, favorables a Alvar Núnez, incendian Valladolid, comenzando por la zona de los palacios de la Magdalena, donde se haya el monasterio, sufriendo éste un importante incendio. Las monjas tienen que comenzar su reedificación, con la ayuda económica que las dejó el canciller real Álvaro Nuño Péres de Monroy.

 

Año 1579

Las monjas vuelven a edificar de nueva planta la iglesia, obra de Juan de Nantes, Mateo Elorriaga y Juan de Rada, siguiendo las trazas del maestro italiano Pietro Palladio.

El retablo se encarga a Gregorio Fernández y el nuevo claustro es obra de Francisco de Praves. Todas estas reformas, pudieron hacerse gracias a las donaciones familiares de las abadesas: Doña Ana de Mendoza y Doña Isabel de Mendoza.

 

Año 1869

La comunidad de las Huelgas Reales, siempre tuvo entre sus paredes, educandas hijas de la nobleza vallisoletana, pasando a tener escuela propia hacia 1869 con niñas medio pensionistas.

 

  

Siglo XX  y XXI

En la actualidad, el Monasterio Santa María la Real de Huelgas, está totalmente restaurado. La falta de vocaciones, ha sido acicate para que surgiera la Hermandad Laica Cisterciense que ya en los orígenes del Cister, sirvió de acicate al Abad San Esteban Harding para poder continuar vivo el espiritu de la Regla de san Benito.

 

El Monasterio pertenece a la Congregación de Castilla, la más antigua (1425), de la Orden del Cister, que ha empezado a funcionar como congregación femenina desde el año 2007 y cuya primera Abadesa Presidenta es la de las Huelgas Reales, Dña. María del Mar Martínez.

El monasterio, tiene otras dos casas dependientes: San Quirce y Sta. Julita en Valladolid capital y Sta. María de Alconada en Ampudia (Palencia), con un total de 23 monjas.